Unas 28 familias de Cerrado de Calderón viven con el problema de que lo que era una reforma para mejorar y facilitar el acceso a la autovía desde su urbanización se convierta en un auténtico recorrido por todas las calles del barrio para poder acceder a ella.

Hace unos meses que se llevan a cabo una importante reforma de infraestructuras para que los vecinos de Cerrado de Calderón tuvieran un acceso más fácil a la autovía. Esta renovación supone un importante ahorro de tiempo para todos los vecinos que necesitan tomar estos viales, bien dirección Málaga o Almería.

Sin embargo, y cuando queda cada vez menos tiempo para la finalización de los trabajos, la realización de un muro está provocando problemas a los vecinos de la urbanización en calle Cáceres. De esta forma, según comentan los propios afectados, el problema radica en que cuando las familias  salgan del parking con sus automóviles se encontrarán con un muro que están haciendo de acceso a la zona alta de Cerrado de Calderón. Ésto les obligará cuando salgan de los aparcamientos de su urbanización, a girar a la derecha, bajar la calle Cáceres e ir hasta la zona baja del Cerrado para dar la vuelta en la rotonda y subir otra vez por la misma calle para poder incorporarse a la autovía.

A pie de obra, los propios operarios reconocen que aún es posible encontrar soluciones a este problemas realizando una pequeña rotonda a 30 metros a la derecha de la salida del aparcamiento de los afectados. Lo más destacado es que la zona está en obras, no está terminada, y se está a tiempo de realizar estos pequeños retoques en los planos que permitan la creación de dicha solución a este problema que obstaculiza a los vecinos de calle Cáceres tener un acceso más fácil a la autovía.

Imagen de las obras y de la urbanización afectada.

Imagen de las obras y de la urbanización afectada por el muro que interrumpe su acceso a la autovía.