Atrás en el recuerdo quedan los vecinos que llamaban a los Servicios Operativos del Ayuntamiento de Málaga para solicitar el arreglo de algún problema en una calle o vía de un barrio malagueño. En pleno siglo XXI las quejas y soluciones se arreglan a golpe de tuit o comentario en Facebook. Un ejemplo fue lo que ocurrió esta mañana. La primera queja surgió desde la cuenta oficial de la AA.VV. de El Palo sobre el estado lamentable de suciedad que habían dejado unos gamberros en el parque infantil de la Avenida de la Estación.

Lo cierto es que tanto la concejala del distrito Este, Carmen Casero, como Javier G. del Álamo -director de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Málaga- han llevado a cabo una rápida actuación, coordinándose a través de Twitter. Ambos, a golpe de click han dado constancia de su opinión sobre el estado del parque, así como, de la posible solución al problema que presentaba la AA.VV de El Palo. Es posible que esta versión de política 2.0 permita al ciudadano percibir una mayor eficacia y cercanía de los ciudadanos hacia sus representantes políticos más próximos. Respecto a la solución a la limpieza del parque habrá que esperar si esta movilización tuitera  ha sido eficaz.

image