Redacción 

Coches en segunda fila, calle Pío Baroja en la barriada Echeverria de El Palo.

Coches en segunda fila, calle Pío Baroja en la barriada Echeverria de El Palo.

Cuando muchos de los usuarios de Echeverría de El Palo creían  que con el  establecimiento de la zona azul se minimizarían los problemas de aparcamiento, el paso de las semanas ha venido a demostrar lo contrario y esta problemática se sigue manteniendo y además se complica. Anteriormente, los vehículos prácticamente no se movían de los aparcamientos públicos, ante la inexistencia de impedimento normativo y los dueños de los coches estacionados en segunda fila llevaban a cabo sus actividades por los alrededores sin límite temporal. Pero con la instalación de la zona azul se puede observar como la segunda fila se mantiene, pero ahora con un agravante, los coches que aparcan temporalmente, a la hora de marcharse, en ocasiones, encuentran bloqueadas las salidas porque personas incívicas y con un concepto nulo del significado de las normas legales y sociales se lo impiden. Pero a todo ello también añadimos otra  consecuencia negativa, la proliferación del molesto sonido de los claxon llamando a los propietarios de los vehículos mal aparcados.

Posibles soluciones

Coches en segunda fila, Calle Escultor Marín Higuero en la barriada Echeverría de El Palo.

Coches en segunda fila, Calle Escultor Marín Higuero en la barriada Echeverría de El Palo.

Ante la inexistencia de una solución adecuada al problema de aparcamiento y tráfico en Echeverría de El Palo sería necesaria mayor presencia policial para que vayan desapareciendo esas malas prácticas como uso cotidiano de los usuarios de la citada segunda fila. Y por otro lado, la existencia de la zona azul, como se evidencia en la foto de portada ubicada en calle Arquitecto Eduardo Esteve, no ha resuelto todo el problema, por lo que además se podría avanzar en propuestas para la construcción de un aparcamiento público con varias plantas de rotación en esta barriada, como ya se contemplara en varias ocasiones, ya sea bajo el centro docente CEIP Valle Inclán o en la parte trasera de las nuevas Oficinas de la Seguridad Social, terreno en la actualidad sin construcción alguna y de propiedad particular.