Sergio Guerra

Para el director de la Asociación Arqueológica “Yacimiento de La Araña”, Julián Ramos, los restos arqueológicos que han aparecido en las excavaciones de estas cuevas pueden ser la “punta de lanza” del Turismo Cultural de la ciudad de Málaga. La asociación, “compuesto por voluntarios de todas las ideologías políticas y segmento de población” tiene como objetivo la defensa y puesta en valor de este complejo arqueológico. La importancia cultural de este Parque Arqueológico sería tal que podría ser un importante revulsivo turístico y económico para todo el Distrito Este.

¿Cuál es la importancia de este futuro Parque Arqueológico de La Araña?

Todo esto es un proyecto muy pensado no sólo por la asociación, sino también por técnicos en interpretación, historiadores, etc.. Nosotros razonamos sobre qué ofrece la ciudad y vimos que nuestro Patrimonio con exponente como la Alcazaba, representación del Medievo no puede competir con la oferta de otras ciudades, de época romana tenemos restos de villas y el teatro romano, pero no se podría competir con ciudades como Mérida. Nuestra razonamiento fue pensar qué podía diferenciar a Málaga del resto de ciudades españolas y es así como surgió el estudio sobre los restos de las cuevas de La Araña, que según nuestras investigaciones son únicas en España.

Lo más importante es que Málaga destaca en el importante archivo de más de 500.000 años que es comparable a Atapuerca, con el cual solemos estar en contacto con sus investigadores y sabemos lo que hay allí. Atapuerca arranca a partir de 1.200.000 años llegando hasta los 200.000 años aproximadamente, mientras que nosotros arrancamos a partir de 500.000 años. Esto quiere decir que ambos yacimientos son complementarios, puesto que La Araña abarca hasta nuestros días, se puede decir que entre los dos conjuntos está toda la información sobre la Prehistoria en la Península Ibérica. Lo que ocurre que nuestras investigaciones se paran en la edad del Cobre, aunque en el Parque también hay restos púnicos, fenicios, romanos e incluso llegan hasta la época de la Guerra Civil.

Dentro del Turismo Cultural, ¿qué lugar ocuparían las cuevas del futuro Parque Arqueológico de La Araña?

 Creemos que el Parque podría ser la “punta de lanza” del denominado Turismo Cultural de Málaga Nuestro fuerte sería la Prehistoria, un Parque Prehistórico dentro de la propia ciudad. El problema es que la investigación y excavaciones en Prehistoria son muy lentas y requieren de fondos donde los grandes hallazgos aparecen pero despacio, el éxito no es inmediato., y dentro de este Parque hay investigaciones para décadas e incluso siglos. Aquí vivieron los Neanderthales y aparecieron los primeros hombres de Cromagnon. Además, es constatable el desarrollo de las distintas culturas, llegada del Neolítico, la invención de la metalurgia con restos del cobre más antiguo. Se puede decir que todos los grandes hitos de la Humanidad lo tenemos en La Araña. Y que dentro de ninguna ciudad española se encuentra semejantes hallazgos. Si se consiguiera más fondos económicos la investigación podría desarrollarse de manera mucho más rápida.

¿Cómo surgió la asociación?

Imagen del Complejo Humo.

Imagen del Complejo Humo.

Todas las ideas sobre la puesta en valor de este complejo surgió en 1995 cuando en una reunión con técnicos de Turismo supimos que por el aeropuerto de Málaga llegaban millones de turistas que no visitaban la ciudad, tan sólo un 1 por ciento visitaban la capital malagueña, y un porcentaje aún menor pernoctaba en la ciudad. Pero sí había un alto porcentaje de turistas que se desplazaban para su visita a ciudades como Ronda, Granada, Sevilla o Córdoba, todo ello como consecuencia, entre otras razones, porque no había un atractivo cultural que los pudiera interesar.

Es en este año cuando decidimos que al turismo de sol y playa , cualidad que tienen todos los destinos turísticos del Mediterráneo, que había que apostar por un turismo de carácter cultural porque hemos comprobado que los turistas que nos visitan vienen por el Sol y Playa, pero también suelen visitar, al menos un día, algún museo o monumento. Es por ello, por lo que consideramos que era necesario poner en valor las cuevas de La Araña a través de un Parque Arqueológico que aprovechara la antigua carretera de Almería.

¿Quiénes forman parte de esta asociación y cómo se financian?

Se trata de una asociación libre compuesta por ciudadanos de diferentes ideologías políticas, perfil universitario, preocupados por la cultura y que no sólo son del Distrito Este, sino también, de otras zonas de Málaga, pero unidos por la defensa y puesta en valor del Parque de La Araña.

Nuestra idea primordial sobre financiación es no depender de ayudas y subvenciones públicas, puesto que éstas varían con la situación económica. Además, el año en que los recursos son escasos hay un problema de que se paralizan las investigaciones, de ahí el problema. De ahí nuestra idea de que el proyecto sea viable con recursos propios. Actualmente el Parque se financia con las cuotas de los socios y los donativos de las visitas, que es por ahora el principal ingreso. La única subvención que estamos intentando conseguir es a través de un Fondo de la Unión Europea, para poder desarrollar tres infografías donde se pueden, con estudios científicos, ver cómo era la vida en esta zona.

¿Cuál es el principal objetivo de la asociación?

Restos arqueológicos expuestos en el Centro de Interpretación de La Araña.

Restos arqueológicos expuestos en el Centro de Interpretación de La Araña.

El principal objetivo es captar fondos para continuar con la investigaciones que pongan en valor este patrimonio y su protección. Partimos en este caso de la importancia de los yacimientos, seguimos diciendo que el mayor patrimonio y archivo de la historia que tiene la ciudad se encuentran en la cueva de La Araña. Puesto que tenemos yacimientos que comienzan a datarse hace 500.000 años. No es que fuera único en la provincia, había otro en Torremolinos y en la propia ciudad, pero la construcción terminó por destruirlas. La Araña es el único lugar donde se encuentra esta historia dentro de la cueva por su propia composición de roca caliza que ha servido como “caja fuerte” para guardar todo lo que hay dentro de ella. Partiendo de la base de ponerla en valor, se crea una asociación de ciudadanos que no estén de espaldas a su propio patrimonio, protegiéndolo aunque la ciudad no la reconozca como suyo. El ejemplo que siempre pongo es si alguien se imagina una constructora intentando derribar la Mezquita de Córdoba, pues contra esos peligros luchamos desde la asociación.

Nuestro principal objetivo es concienciar a la sociedad en general, sobre todo, a la gente joven a través de las investigaciones que se están realizando. Esta idea es porque son las generaciones que en un futuro serán los encargados de gestionar el patrimonio, es por eso por lo que se creó el Centro de Interpretación donde nos visitan colegios, institutos, universitarios y gente en general. Pero lo que queremos es que los jóvenes se acerquen a la cultura de forma amena, por eso en el Centro las explicaciones se realizan de forma práctica donde se pueden tocar fósiles, hacer juegos sobre la edad de los mismos, etc. Queremos de esta forma hacer atractivo para ellos la visita a un Museo, y en este caso uno propio que le habla sobre su Patrimonio. Una vez visitado el Museo se enseña a los diferentes grupos el Parque, mostrando in situ el gran archivo patrimonial del mismo. Nuestras guías se adaptan a las edades de los visitantes, porque no es lo mismo un niño de 5 años que un investigador o un grupos de turistas.

¿Tienen ayudas de las diferentes Administraciones Públicas?

Hay que destacar que desde el Ayuntamiento hemos conseguido la cesión del actual edificio que compone el Centro de Interpretación del Parque. Tanto el Ayuntamiento como la Junta de Andalucía tienen interés en el Parque, pero creemos necesario un mayor esfuerzo por su parte para que este proyecto sea viable. Un ejemplo de lo que venimos reivindicando es vigilancia, la figura de un vigilante que pueda evitar el expolio y actos vandálicos que se producen a menudo en esta zona. Creemos que la creación de este puesto, urgente y necesario, no exigiría demasiados recursos por parte de la Administración. Ahora mismo estas labores las tenemos que hacer nosotros mismos todas las mañanas antes de acudir a las propias excavaciones.

Lo más importante que hemos conseguido, de manera conjunta con las instituciones públicas, es que la Junta de Andalucía declaró todos los yacimientos del Complejo Humo como Bien de Interés Cultural, y el Ayuntamiento de Málaga zona no urbanizable.  A nivel jurídico estamos cubierto, pero también es necesario tener las herramientas necesarias para que ese BIC no se deteriore y pierda su valor. Es para responder a estas cuestiones por la que surge un grupo que se encargara de velar porque no se cometieran esas tropelías y excesos.  Por supuesto en colaboración con las instituciones, Junta de Andalucía, porque tiene las transferencias de cultura, investigación y patrimonio, mientras que el interés del Ayuntamiento debería ser porque se encuentra en la propia ciudad y es propietaria de los terrenos y, por último, Costas que también tiene su parte por ser terreno costero y marítimo. Pensamos que estas tres Administraciones son las que nos deberían ayudar para la conservación de todo el Parque Arqueológico.

Por último, ¿cuáles son los principales problemas a los que se ha enfrentado la asociación?

La constitución de la asociación surgió para intentar darle solución a todos los problemas que fueron surgiendo, más teniendo en cuenta lo que se había descubierto. Lo primero que nos preocupaba era la protección jurídica, sobre todo, para salvar los yacimientos de la presión urbanística. Podemos decir que estos yacimientos se han salvado de la especulación, por un lado, por la crisis inmobiliaria, y por otro, por la propiedad de los terrenos por parte de la fábrica que ha permitido evitar especulaciones urbanísticas en esta zona. Hay que destacar que nuestra postura no es la confrontación con la fábrica, sino más bien, cuando hemos tenido que luchar por proteger determinados yacimientos hemos llegado a importantes acuerdos.

Hay que destacar que otro de los importantes escollos que pudimos salvar desde la asociación fue con el trazado de la actual autovía, la cual en principio, y sin estudios de impacto medioambiental y patrimonial, se intentaba que pasara por la propia costa. Un proyecto que atravesaba todos los yacimientos del Parque, así como, Cuevas del Tesoro, Cueva de la Victoria, parte de la cueva de La Araña, el santuario de pintura rupestre de La Araña. Gracias al esfuerzo de la asociación se pudo salvar los yacimientos y bordearla con la variante actual, puesto que la carretera estaba encima de los yacimientos. La solución para la autovía que propusimos desde la asociación fue la de construirla más al norte, por encima del actual Centro Comercial.