María Antonia Martín*

Joaquín Ruano en su casa.

Joaquín Ruano uno de los más reconocidos historiadores sobre el barrio de El Palo.

Se llama Joaquín Ruano, durante cuarenta y cinco años desempeñó el trabajo de mecánico, pero su verdadera vocación y una de sus grandes pasiones ha sido y sigue siendo, conocer la historia de la Barriada de El Palo, sus gentes y sus costumbres. Investigador vocacional, se mueve con destreza en el mundo de la archivística, buscando, rastreando e indagando en el Archivo Municipal de esta ciudad, el de la Catedral de Málaga,  la  Iglesia del Sagrario o la Parroquia de El Palo, entre otros. Ha escrito un libro denominado “El Valle de las Viñas de Miraflores del Palo” y por ello, nadie mejor que él para informarnos sobre el origen y evolución de la Feria de esta barriada.

En el siglo XIX, el historiador malagueño, Narciso Díaz Escobar, sostiene que la Patrona de la barriada de El Palo es la Virgen del Rosario, basándose en la existencia de una pequeña ermita erigida en el siglo XVII y dedicada a esta advocación. Pero con el paso de los años y el aumento de la población en esta barriada, se hace necesaria la construcción de una Iglesia más amplia,  y en los albores de 1860 es comprada una parcela de tierra a D. Antonio Campos para la edificación de la Iglesia Parroquial, aunque problemas de índole económico impide su finalización hasta 1892. Es a partir de este momento cuando en el mes de octubre comienzan las Veladillas en honor de la Virgen del Rosario, por la que los hombres de la mar profesaban una gran devoción, posiblemente por ser gente que vive y se adentra en un medio natural en el que peligro está siempre al acecho y en sus horas difíciles su Virgen Marinera fue siempre un socorro para ellos.

Cartel de la Feria de El Palo en los años 20.

Fotografía de la Feria de El Palo en 1920.

La Feria de la Barriada de Miraflores de El Palo, actualmente El Palo, comienza a partir del año 1900 hasta la actualidad, con dos  interrupciones; la primera generada por el incendio que la Iglesia de las Angustias sufrió el 12 de mayo de 1931 y que la mantuvo cerrada hasta 1935, como consecuencia de la quema de edificios religiosos ocurrida entre los días 10 y 13 de mayo de 1931 en España,  semanas después de haberse proclamado la Segunda República y la segunda interrupción corresponde al periodo de 1936-1939, trágico impasse producido por la Guerra Civil española.

Estas Fiestas se iniciaban con una procesión en honor a la Virgen del Rosario, llevándose a cabo un recorrido por las calles de la barriada al tiempo que los pescadores  “rezaban con todo fervor el Santo Rosario”, según el Programa de Fiestas de 1935. Días antes, estos pescadores iban colocando sus fajines en los varales del trono y cuando llegaba la festividad y había que procesionar a la Patrona, se situaban en el lugar en el que ellos previamente habían reservado con su fajín. Una Romería y toda una serie de actividades lúdicas conformaban estos festejos. Pero, ante la falta de negocio ocasionado por las desfavorables condiciones climatológicas que se producían en el mes de octubre, comerciantes y feriantes plantearon un cambio de fecha en la celebración de la Feria de El Palo.

Vecinos de El Palo muestran su devoción por la Virgen.

Vecinos de El Palo muestran su devoción por la Virgen en los años 80.

Según  la Real Orden de la Reina María Cristina, de 19 de abril de 1901, la Virgen del Carmen se convirtió en la Patrona de los Navegantes,  cambio propicio para los intereses de los comerciantes, que en 1940  y en base a esta Real Orden, consiguieron pasar la celebración de las Fiestas de Miraflores de El Palo a partir del 16 de Julio, festividad de esta advocación. En adelante la Virgen del Carmen sería la imagen que se  procesionaría, siendo llevada a hombros de sus fieles devotos hasta la playa, donde era y es montada en una jábega, recorriendo toda la costa del Distrito rodeada de embarcaciones que la acompañan en su trayecto.

Los lugares de ubicación de la Feria  han ido variando en el transcurso de los años. Nos dice Joaquín Ruano que en 1900, la Caseta Oficial  estaba instalada en la calle Real, en un lugar conocido como el “Huertecillo de López Corsa”. También en la calle Real se colocaban los “carricoches”, que se accionaban a través de una manivela de cadena y la venta de productos propios de estas fiestas, en unos puestos ubicados en la calle Málaga, actual Juan Sebastián Elcano.

Imagen procesional de la Virgen del Carmen en los años 80.

Imagen procesional de la Virgen del Carmen en los años 80.

Durante los años cincuenta, sesenta y setenta del siglo pasado, el lugar fue variando en virtud de los terrenos que habían disponibles. Normalmente eran grandes huertas que sus propietarios alquilaban a la Junta de Festejos. Así en 1955 la Feria se montó en la “La Huerta de Serafín”, donde en varias ocasiones llegó a estar el Circo y  posteriormente en estos mismos terrenos  se construyeron las Viviendas Protegidas. En 1958, tuvo su enclave en la Plaza de el Niño de las Moras, en 1961, en la calle Villafuerte, más tarde, en 1966, en  Alonso Carrillo de Albornoz  y 1967, en Fernández Alcolea. Pero el aumento de la población de El Palo, debido entre otras cosas al desplazamiento de la población malagueña hacia la zona Este de la ciudad, tuvo como consecuencia que todas las huertas y solares vacios se fueran vendiendo a Promotoras de viviendas, consecuentemente, a partir de los años ochenta, el único espacio disponible para la instalación de la Feria eran las playas de este barrio, donde las casetas y demás atracciones estaban situadas en los alrededores de Casa Pedro y el Restaurante Carrasco. En 1992, tras la inauguración del actual Paseo Marítimo, dicho entorno se convirtió en el emplazamiento definitivo.

La organización de estas Fiestas en 1930, era llevada a cabo por La Sociedad Instructiva y Recreativa “La Amistad”, compuesta por comerciantes adinerados de la barriada  y en 1935 se constituye la Junta de Festejos que continuó con la organización de la misma hasta 1999, en que se hace cargo de ella La Junta de Distrito Málaga Este. Sus Presidentes fueron los siguientes:

-         1935, D.Sergio Yeste Muñoz.

Juego tradicional de la cinta a caballo.

Juego tradicional de la cinta a caballo.

-         1940, D. Antonio Gutiérrez Mata.

-         1951-1957, D. Francisco Lanzat Rios.

-         1962-1972, D. Lorenzo Pérez Hernández.

-         1982-1984, D. Juan Salgado Altillo.

-         1987, D. Lorenzo Pérez Hernández.

-         1992, D. Juan Lara Lozano.

-         1999, a partir de este año,  la Junta de Distrito Málaga Este es la que se encarga de su organización. En la actualidad su Concejala, Carmen Casero, conforma, junto con los diferentes colectivos de la barriada el Programa de actividades conmemorativas.

Cabalgata de carrozas en honor a la Virgen del Carmen.

Cabalgata de coches de caballos en honor a la Virgen del Carmen.

En la celebración de estas Fiestas Marineras se han llevado a cabo gran variedad de festejos. Según algunos Programas de Feria, sabemos que:

- En 1915 había un recorrido de la Banda Municipal por las calles de la barriada, siendo precedida de Gigantes y Cabezudos, Heraldos y Reyes de Armas o una sesión de cinematógrafo pública.

-  En 1935, Romería de la Virgen del Rosario, carreras ciclistas, carreras de cenacheros y concurso de Verdiales.

- A partir de 1982, 83, 84…, gran cabalgata con caballistas y coches de caballos, concurso de doma, regatas marineras, carreras de cintas a caballo, trofeo de ajedrez, campeonato de dominó y parchís, comida-homenaje de la Junta de Festejos a las personas de la tercera edad y toda una serie de actuaciones musicales en la Caseta Oficial, etc.

-  El paso de los años ha  introducido algunas variantes, como: Concursos Gastronómicos, Torneo de Pádel, Travesía y Pesca a Curricán con Kayac, Iniciación al kayac para discapacitados, etc.

La información que nos aporta Joaquín Ruano es interminable, pero en algún momento debemos finalizar el artículo, que les aseguro daría para mucho más. Nuestro agradecimiento a este amante de la investigación y enamorado de El Palo, que tanto conocimiento ha aportado y sigue aportando sobre esta barriada.

* María Antonia Martín es presidenta de la Asociación Cultural Entremares