Después de una ejecución de más de 10 meses, el nuevo acceso desde Cerrado de Calderón a la autovía A-7 está próximo a su apertura. De esta forma, y a pesar de que su fecha de finalización estaba previsto para el mes de Abril, la demora de los trabajos han retrasado su inauguración para la próxima semana de Julio. Desde la Junta del distrito Este la concejala, Carmen Casero, aclara que “la inauguración se producirá la semana que viene aunque no se sabe una fecha exacta”. La inexactitud de las fechas se debe principalmente a que “aunque el vial está terminado, se están ejecutando la reordenación del tráfico en otras calles, lo que una vez realizado se procederá a su apertura”, explica Casero.

Desde la perspectiva de los vecinos esta apertura va a suponer un gran alivio puesto que el trazado provisional ha implicado incremento de itinerario, aumento de gastos en gasolina, tiempo y posibilidad de accidente cuando  se circula por la calle Olmos, una vía muy estrecha que recoge  toda la circulación de ida y vuelta hacía distintas calles del Cerrado de Calderón. Además, por aquí también han circulado los autobuses de los diferentes Colegios de esta barriada, impidiendo en determinadas curvas el paso de otros vehículos o turismos, por la estrechez de la misma y el riesgo de accidente que ello implicaba.