Los problemas de seguridad en el entorno del Complejo Humo de La Araña parecían que eran cosa del pasado, sin embargo, este fin de semana los actos vandálicos volvieron a producirse en el entorno del Parque Prehistórico. En este caso los daños se han producido sobre las vallas que separan la circunvalación de la costa del Parque Prehistórico. La importancia de esta alambrada radica en la seguridad que supone para los vehículos que tanto personas como animales no invadan la circunvalación que atraviesa el barrio de La Araña. Estos problemas de inseguridad no son nuevos, la vigilancia del entorno y de los yacimientos es mínima y en muchas ocasiones son los propios miembros de la asociación de los Yacimientos Arqueológicos de La Araña los que tienen que hacer sus propias rondas para evitar más daños o posibles expolios de un patrimonio que es de todos los malagueños.