Quizás es la pregunta que se hacen a menudo aquellos vecinos que desean acceder a este barrio del distrito Este por primera vez desde la autovía. La explicación a esta circunstancia es que su letrero de señalización aparece casi ilegible y donde antiguamente figuraba el nombre de La Mosca, ahora aparecen unas pocas letras. Este hecho provoca que no sean pocos aquellos que tienen que circular varias veces por las misma rotonda hasta intuir que el siguiente acceso es el barrio de La Mosca. La imagen que acompaña a esta queja vecinal ha sido remitida por José Francisco Molina para ilustrar además que una de las centrales de conservación de carreteras del Estado se encuentra a unos escasos metros, por lo que resulta inexplicable que no se sustituya esta antigua señalización.