Sergio Guerra

Ana Sempere, concejala en el Ayuntamiento de Málaga por Izquierda Unida, es una vecina más del barrio de El Palo. De hecho conoce de primera mano los problemas del distrito Este porque fue vicepresidenta de la Asociación de Vecinos de El Palo donde reconoce que “aprendió de la importancia que tiene la lucha vecinal en defensa de los derechos básicos”. Tras su paso por esta entidad vecinal, Sempere dio el salto a la política como Coordinadora de IU en el distrito Este hasta llegar actualmente en esta legislatura a concejala en el Ayuntamiento.

-¿Cuáles son su principales reivindicaciones de su formación en el Distrito Este?

-El Distrito Este, aunque pudiera no parecerlo, es un distrito bastante olvidado para el actual equipo de gobierno. Si hacemos un breve repaso, vemos como es un distrito con grandes carencias, una de ellas y muy importante son los  con equipamientos y servicios públicos-por ejemplo, no tenemos centro de servicios múltiples, casa de la juventud o espacios deportivos públicos-. También hay profundas carencias de espacios verdes, de hecho, los que hay tienen problemas en su mantenimiento, como puede ser Lagarillo Blanco y el Monte San Antón.

Así que la reivindicación de los equipamientos y espacios públicos es uno de nuestros ejes fundamentales, junto a otros como: el arreglo de calles y acerados de tantos barrios olvidados, mantenimientos de nuestras playas, plan de empleo en el distrito a través de la puesta en valor de nuestra cultura e idiosincrasia, fomento de la cultura y sus creadores locales y como no, la rehabilitación de espacios tan importantes como los Baños del Carmen.

-Sobre este último asunto, el de los Baños del Carmen, ¿cuál es la postura de su formación?

-Para nosotros hay una línea roja innegociable y es que los Baños del Carmen deben ser rehabilitados desde lo público para lo público. No queremos que un espacio que nos corresponde disfrutarlo a todos por derecho, quede al disfrute de unos pocos como si de un cortijo se tratase. Son muchos y muchas las ciudadanas que se han movilizado a lo largo de todos estos años -asociaciones vecinales, ecologistas, culturales, 15-M…- y que ha desembocado en la formación de la Plataforma en defensa de los Baños del Carmen.

Pensamos que el Partido Popular no puede dar la espalda a miles de voces ciudadanas, debe defender los derechos de sus ciudadanos frente a los intereses económicos de los privados.

-¿Cómo creen que es posible revitalizar esta zona de Málaga?

-Desde IU, y también desde otros colectivos con amplia tradición en El Palo, llevamos años haciendo propuestas concretas para la revitalización de este Distrito que, por cierto, es quizá de las zonas de la ciudad con más potencialidades para desarrollarse como zona muy turística y de interés económico. Qué duda cabe que arreglar los paseos y mantener las playas limpias y accesibles, recuperar espacios para ubicar un museo de las tradiciones marineras, recuperar oficios que estén en peligro o transportes como el tranvía, recuperar los baños del carmen o impulsar estudios de hostelería que permitieran la supervivencia de una gastronomía muy ligada al mar y al saber vivir día a día con lo poco que había. Es decir, impulsar actividades culturales relacionadas con nuestro patrimonio, tanto material como inmaterial.

Y algo aún más fácil que todo eso: que al menos las guías turísticas de la ciudad que se difunden desde las administraciones públicas incluyan esta zona. Es muy lamentable que los mapas no lleguen hasta aquí.

-Háblenos sobre los temas en los que trabaja su formación actualmente.

-A nivel general, desde IU estamos basando nuestro trabajo en contra de los sucesivos recortes laborales que se están dando en las distintas empresas municipales, la lucha contra el recorte de nuestros derechos fundamentales -ley de dependencia, vivienda, educación, sanidad, ley del aborto- y la garantía de los suministros básicos a la ciudadanía como son energía, agua y gas. Recordemos que son miles los malagueños y malagueñas que viven situaciones muy dramáticas, sumergidas en lo que se conoce como Pobreza energética. Un dato es que en Málaga la sufren 60.000 hogares y más de 21.500 personas fueron atendidas por la Cruz Roja por no poder pagar sus suministros básicos.

-Sobre el edificio Bahía y su deterioro, ¿cuál creen que es su solución?

-A lo largo de estos años, desde Izquierda Unida hemos intentando que este edificio sea rehabilitado, ya que supone un auténtico peligro para todas las personas que viven en él. Meses atrás el asunto volvió a retomarse a raíz del incendio que sufrieron  los y las vecinas en sus contadores de luz y que todavía a día de hoy esperan respuestas. Desde nuestro grupo municipal hemos solicitado al Ayuntamiento de Málaga que junto con Endesa y la Junta de Andalucía se retome el tema y se le ponga, de una vez, solución.

-¿Cree que hay zonas del distrito más beneficiadas que otras?

-No sé si serán beneficiados unos barrios más que otros, lo que si sé es que cada zona tiene unas necesidades distintas, y ahí está la madre del cordero. ¿Son las mismas necesidades e igual de urgentes las que tienen, por ejemplo, la zona del Limonar y la zona de la Pelusa? A nadie se le escapa que la respuesta sea rotundamente No. Por eso es vital que en tiempos como estos, donde hay tantísimo sufrimiento en miles de familias, prioricemos el gasto y trabajemos en lo urgente, que todos y todas las vecinas tengan una vida digna.

-Siendo parte del distrito, ¿nos puede dar su opinión sobre los Montes de Málaga?

-Desde Izquierda Unida hemos defendido siempre un proyecto de cinturón verde para la ciudad que conecte espacios naturales que hay que preservar: desde la playa de Arrajainal hasta los montes de Málaga, pasando por el Monte San Antón o la recuperación del Guadalmedina. El que los Montes de Málaga se integren en ese cinturón verde y se prevean planes de gestión y conservación mucho más ambiciosos que los desarrollados hasta el momento nos parece fundamental. Máxime, cuando se trata de zonas con alta densidad de población que necesitan espacios de esponjamiento natural.

Las ventajas de proteger zonas verdes circundantes a la ciudad como es el caso de los Montes de Málaga son numerosas: desde luchar contra la desertificación hasta frenar las terribles avenidas de agua cuando llegan las lluvias torrenciales.

-¿Conocen los yacimientos de La Araña? ¿Por qué cree que siendo tan importantes estos yacimientos a nivel internacional, no se le da aquí el valor que tienen, puesto que puede ser un importante motor económico para el distrito?

-Sí, por supuesto que lo conocemos. Y es un ejemplo claro de tremenda potencialidad que no se desarrolla por falta de valentía política. En su campo se trata de unos yacimientos de valor incuestionable; sin embargo, apenas se les da importancia y eso es fácilmente constatable viendo la publicidad turística de la ciudad, mientras el equipo de gobierno vuelca todos sus esfuerzos en atraer modelos culturales muy alejados de nuestra realidad. Me parece triste pensar que teniendo un yacimiento de importancia equivalente a Atapuerca, sea tan enorme la brecha entre ambos espacios debido a la falta de apoyo a la las necesidades que tiene la asociación para avanzar en sus investigaciones.

- Uno de los principales problemas es la falta de espacios verdes en la zona, ¿cuáles son sus propuestas al respecto?

-Efectivamente, una de las carencias importantes del Distrito son las zonas Verdes. Puntualizar que cuando hablamos de zonas verdes también nos referimos a espacios accesibles a la ciudadanía: parques, plazas etc donde los y las niñas puedan jugar y las personas pasear sin tener que hacer grandes desplazamientos. Esos son los espacios necesarios para crear una ciudad más sostenible, más habitable y más saludable. Por lo tanto proponemos que se tomen medidas concretas para cuidar los existentes y crear nuevas zonas verdes y plazas para el disfrute de todos y todas.